Trump rechaza propuesta para evitar polémica en la NFL

Crédito: Otto Greule Jr/Getty Images)
SEATTLE, WA - OCTOBER 29: Members of the Houston Texans stand and kneel before the game against the Seattle Seahawks at CenturyLink Field on October 29, 2017 in Seattle, Washington. During a meeting of NFL owners earlier in October, Houston Texans owner Bob McNair said "we can't have the inmates running the prison", referring to player demonstrations during the national anthem. (Photo by Otto Greule Jr/Getty Images)

(CNN).- La polémica por las protestas de los jugadores de fútbol americano que se arrodillan durante el himno nacional de Estados Unidos escribió un nuevo capítulo este miércoles.

Esto después de un reporte publicado por The Washington Post en el se que asegura que la NFL podría cambiar sus políticas del himno nacional la próxima temporada y mantener a los jugadores en los vestidores durante los actos protocolarios, reporta Belacher Report.

ESPN.com, reporta Bleacher Report, agregó que el cambio sería un regreso a las políticas de antes de 2009 de la NFL, cuando los jugadores podían permanecer al margen del himno.

Al conocer dicha propuesta, el presidente Donald Trump criticó esta posibilidad y aseguró, en su cuenta de Twitter, que mantener a los jugadores de la NFL en los vestuarios durante el himno nacional “es casi tan malo como arrodillarse”.

“¿Cuándo va a ser estricto e inteligente el Comisionado altamente remunerado? Este tema está matando su liga”, escribió Trump este miércoles.


Sin embargo, cuando CNN le preguntó a la NFL sobre el reporte de The Washington Post y el himno nacional, Joe Lockhart dijo que “la historia en el Post fue especulativa”.

La próxima reunión de la Liga es el 13 de diciembre.

Varios jugadores de la NFL se han arrodillado durante el canto del himno nacional en los actos protocolarios antes de los juegos de la Liga protestando contra la brutalidad policial y el racismo en Estados Unidos.

En septiembre, los jugadores de los Baltimore Ravens, Terrell Suggs y Ray Lewis, se unieron a la protesta de la mayoría de los jugadores y entrenadores de la NFL.

Colin Kaepernick, exmariscal de campo de los San Francisco 49ers, llamó la atención el año pasado al negarse a levantarse cuando sonaba el himno antes de iniciar el partido.

"No voy a levantarme y mostrar orgullo por una bandera y un país que oprime a los negros y a la gente de color", dijo Kaepernick en una rueda de prensa en 2016.

A la NFL se le unieron jugadores de la NBA, como Stephen Curry, de los Golden State Warriors, y la exestrella LeBron James, que también fueron criticados por el presidente Trump.

Trump dijo en septiembre, en Alabama, que los dueños de equipos deberían despedir a los jugadores que se arrodillen cuando suene el himno nacional y les pidió a los fanáticos que abandonaran el estadio cuando eso suceda pues así, según él, “las cosas se detendrán”.