La decisión sobre Jerusalén podría hacerle daño al proceso de paz

(CNN).- La decisión del presidente de EE.UU., Donald Trump, de reconocer este miércoles a Jerusalén como capital de Israel podría descarrilar temporalmente el proceso de paz entre israelíes y palestinos, reconocieron dos altos funcionarios de la Casa Blanca después del discurso de Trump.

La pregunta ahora para esos funcionarios es, ¿por cuánto tiempo?

"Estamos preparados para el descarrilamiento temporal, espero. Estoy bastante seguro de que será temporal", dijo un alto funcionario de la Casa Blanca, quien reconoció que el equipo de paz del presidente no ha hablado con furiosos funcionarios palestinos desde el anuncio de Trump.

Ese "descarrilamiento" fue un costo que la Casa Blanca estaba dispuesto a aceptar para cumplir la promesa de la campaña de Trump. Y dos altos funcionarios de la Casa Blanca dijeron que sentían que hacer el anuncio ahora, antes de que israelíes y palestinos lleguen a la mesa de negociaciones, ayudaría a mitigar el daño al proceso de paz.

"Mucha gente participó en esta decisión para ver cómo hacemos que esto suceda sin al mismo tiempo echar el proceso de paz por la ventana", dijo uno de los funcionarios.

"En términos de un momento en el que podría suceder, donde podría ser lo menos perjudicial en un momento en el tiempo, este es el momento", dijo el segundo oficial. "Sabemos que habrá dolor a corto plazo, pero creo que ayudará a largo plazo".

La decisión de Trump este miércoles de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y de ordenar al Departamento de Estado para comenzar a mover la embajada allí llega después de meses durante los cuales el equipo de paz de Trump se ha centrado en reunirse con israelíes y palestinos, reunir ideas y establecer relaciones. Ahora, dijeron los funcionarios, están en el medio de redactar un acuerdo tentativo de paz, pero todavía tienen que tratar de atraer a ambos lados a la mesa de negociaciones.

Pero la medida dejó boquiabiertos a los funcionarios palestinos. El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, y su principal negociador, Saeb Erakat, criticaron la decisión estadounidense y dijeron que la medida de Trump "descalificó" a los EE.UU. para mediar en el proceso de paz.

Los funcionarios de la Casa Blanca expresaron la esperanza de que el gobierno Trump haya construido suficiente confianza con los palestinos para superar la fricción actual, pero no pudieron decir cuándo creían que la relación se repararía.

Las autoridades palestinas dijeron que al menos 49 personas resultaron heridas en enfrentamientos violentos este jueves en Ribera Occidental. La mayor cantidad de heridas fueron causadas por gas lacrimógeno y balas de hule, afirmaron.

Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía, calificó la decisión de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel como "una violación del derecho internacional".

Erdogan declaró que él cree que esta decisión causará problemas serios. "Esta fue una desafortunada declaración del presidente Trump por la paz en el mundo y en la región", dijo desde Atenas, Grecia.