Ex enfermera de Texas se enfrenta a los fiscales por la muerte de hasta 60 niños en los 80’s

TEXAS.- Una ex enfermera encarcelada que los fiscales creen que podría ser responsable de la muerte de hasta 60 niños de Texas, será procesada por cargos de homicidio en la muerte de cinco niños a principios de los años ochenta.

Genene Jones de 67 años, será procesada este jueves en San Antonio. La Oficina del Fiscal del Distrito del Condado Bexar ha anunciado las 5 acusaciones en el último año.

Jones está cumpliendo sentencias simultaneas de 99 años y 60 años en la prisión estatal por la muerte de un niño de 15 meses y un bebe de 4 semanas. Estaba programada para ser liberada de la prisión en marzo bajo una ley de liberación obligatoria en el lugar cuando fue condenada.

El fiscal de distrito del Condado Bexar, Nico LaHood, dijo el miércoles que tratará cada caso nuevo por separado. Jones podría enfrentarse a una condena de cadena perpetua por cada cargo.

“Este es un gran paso en la dirección correcta para garantizar la justicia para estos niños que fueron asesinados, sus familias y nuestra comunidad en general” dijo LaHood, quien dijo que la investigación continua en otros casos.

Durante el tiempo que Jones trabaj;o en un hospital de San Antonio y una clínica en Kerrville, al noroeste de San Antonio, los niños murieron de convulsiones inexplicables y otras complicaciones.

LaHood dijo que primero discutirán sobre el caso de Joshua Sawyer de 11 meses de edad, quien según los investigadores murió en 1987 de una sobredosis fatal de una droga anticonvulsiva.

LaHood dijo que Jones fue acusada este año de asesinato en lugar de homicidio capital que podría incluir la pena de muerte, porque estaban “protegidos por la ley en este momento”. Añadió que los fiscales están abiertos a la posibilidad de una declaración de culpabilidad pero no comentaron qué términos deberían cumplirse para que los fiscales acepten eso.

“Nuestro objetivo, mi objetivo es que ella tome su último aliento entre las rejas y se encuentre con el señor desde detrás de las rejas” dijo LaHood.

Los fiscales en el juicio por asesinato de 1984 de Jones dijeron que la enfermera inyectó letalmente a los niños en la clínica de Kerrville para demostrar la necesidad de una unidad de cuidados intensivos pediátricos en un hospital cercano. Otros fiscales teorizaron que su técnica era tomar medidas médicas rápidas y salvar a algunas de las víctimas para que pareciera una especie de milagros.