Días sangrientos en México: al menos 41 muertos en enfrentamientos

(CNN).- La paz no aparece en el horizonte de México. Al menos 41 muertos dejó el enfrentamiento de fuerzas del orden con delincuentes en México, entre el jueves y domingo pasados. Once de ellos perdieron la vida en Acapulco, ciudad del estado de Guerrero; otros siete fallecieron en el estado de Baja California y 23 murieron en Ciudad Juárez. En los dos primeros casos a los presuntos delincuentes se les halló armamento que solo debe ser de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas mexicanas.

La Policía del Estado de Guerrero detalló que la madrugada del sábado 7 de enero hubo un enfrentamiento entre sus agentes y "civiles armados". Entre los once, producto de esta balacera y de un posterior contraataque, resultaron muertos dos menores de edad.

Asimismo, las autoridades informaron consiguieron liberar a cuatro personas que estaban secuestradas por el grupo al que pertenecían los delincuentes muertos. Además, hubo 38 personas detenidas, dos de elas, los hermanos Vicente y Marco Antonio Suástegui, con orden de captura por homicidio calificado.

En tanto, en Cabo San Lucas, en Baja California Sur, dos ataques contra grupos de la Armada de México acabó con la vida de siete personas pertenecientes a los bandos agresores.

El primer ataque contra las fuerzas del orden se dio cuando cuatro personas "presuntamente pertenecientes a la delincuencia organizada" dispararon a una patrulla de las fuerzas del orden. Las cuatro murieron.

El segundo ataque se dio desde un vehículo en el que había tres personas, quienes atacaron a los agentes que buscaban intervenirlos. Dos de ellas murieron por impactos de bala y una tercera, producto de un choque del automóvil en el que iban.

En los dos casos mencionados, los de Guerrero y California Baja, los presuntos delincuentes contaban con armas que son de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas de México.

En tanto, en Ciudad Juárez, hubo 23 personas asesinadas, entre el jueves y viernes pasados. El vocero Alejandro Tubalcaba precisó a CNN en Español que el primer día hubo 15 muertos y el segundo, ocho.

La ola de violencia en México, producto de la delincuencia y el crimen organizado, no tiene cuándo parar. El noviembre pasado fue el mes más violento en la historia de dicho país, cuando hubo al menos 2.371 homicidios. Analistas entrevistados aseguran que el delito repunta en el país y es casi imparable.

Uno de los problemas que generan este nivel de violencia está en el campo legislativo, de acuerdo al analista de seguridad Samuel González. Si bien el Congreso "establece las leyes con grandes requisitos", luego "no asigna los presupuestos suficientes" para su implementación.