4 personas fueron apuñaladas durante un servicio religioso, el sospechoso está bajo custodia

CORUPS CHRISTI, Texas (AP) - Según oficiales, un hombre murió después de que él y otras tres personas fueran apuñaladas durante un servicio religioso en una casa de Texas.

Unas 20 personas se encontraban en el hogar el miércoles por la noche cuando un miembro de la aparente congregación sacó un cuchillo y apuñaló a cuatro hombres, esto según el teniente de la policía de Corpus Christi, Chris Hooper.

Añadió que un hombre de 61 años murió por la gravedad de sus heridas, mientras que el pastor de 54 años fue hospitalizado en estado grave. La oficina del médico forense del condado Nueces identificó al ahora occiso como Frank Castillo.

Hoopers no reveló el nombre de las víctimas que se encuentran heridas. Oficiales dijeron el miércoles por la noche que un miembro de la congregación fue apuñalado en el cuello y que el pastor fue apuñalado en el pecho, y que ambos fueron llevados al hospital con lesiones que amenazaban sus vidas. Mencionaron que las otras dos víctimas sufrieron heridas punzantes, una en la mano y otra en el brazo, mientras intentaban alejar al sospechoso del pastor.

El sospechoso, Marco Antonio Moreno de 28 años, se rindió de inmediato después del apuñalamiento, según Hooper. Moreno estaba detenido en la cárcel del condado Nueces por cargos de asesinato y asalto agravado. Los registros de la cárcel no indican si cuenta con un abogado que pudiera hablar en su nombre.

“Los oficiales en la escena sospechan que el delincuente tiene un problema de salud mental” dijo Hooper, quien señaló que Moreno tiene un historial relacionado con el “alcohol y las drogas”.

El Corpus Christi Caller-Times informó el miércoles por la noche que el incidente ocurrió alrededor de las 7 p.m. en un servicio no denominacional realizado por Kingdom Acts Ministries International. La policía fue llamada a la casa y encontraron al pastor apuñalado en el pecho. El teniente de la policía Jay Clement le dijo al periódico que no estaba claro qué llevó al ataque.

Los asistentes a los servicios en el hogar se habían reunido allí todos los días como parte de una "promesa de 40 días", dijo Clement, y agregó que los testigos dijeron que el sospechoso era feligrés.

En noviembre, un hombre armado disparó fatalmente a más de dos docenas de feligreses en una iglesia en Sutherland Springs, Texas, antes de morir de una aparente herida de bala autoinfligida. Los investigadores han dicho que el ataque pudo haberse originado tras una disputa doméstica.